Caféomancia o Lectura de posos del café

Caféomancia o Lectura de posos del café: Una pequeña guía

Origen de la Caféomancia

La Cafeomancia o lectura de posos del café es una adivinación o método que interpreta los patrones de té hojas, posos de café, o los sedimentos del vino. 

En la práctica más moderna, en la cafeomancia, los residuos de otras bebidas como chocolate caliente, cerveza o jugo también se pueden leer e interpretar.

Estos términos de la lectura de posos del café derivan de la palabra francesa tasse ( copa ), que a su vez deriva de la palabra árabe prestada al francés tassa , y los sufijos griegos -graph (escritura), -logía (estudio de) y -mancy (adivinación).

La lectura de posos del café siguió las rutas comerciales del té y el café y fue practicada por los gitanos romaníes.

La Cafeomancia occidental se puede relacionar con los adivinos europeos medievales que desarrollaron sus lecturas a partir de salpicaduras de cera , plomo y otras sustancias fundidas. 

Escocia , Irlanda , Gales e Inglaterra han producido una serie de practicantes y autores sobre el tema, y ​​los alfareros ingleses han elaborado muchos juegos de tazas de té elaborados especialmente diseñados y decorados para ayudar en la adivinación. 

Las culturas del Medio Oriente que practican la lectura de posos del café de esta manera suelen utilizar los posos de café sobrantes del café turco / café libanés volcados en un plato.

Lectura de posos del café o cafeomancia

La lectura de posos del café se practica tradicionalmente con café turco, ya que produce un sedimento muy espeso. El café de la taza se consume y el sedimento se deja reposar. 

La superstición dicta que el consultante no debe leer su propia copa, sin embargo, en la práctica moderna esto no se considera una barrera.

Hay varias variaciones de lectura de café o cafeomancia. Por lo general, requieren que la taza se cubra con el platillo y se ponga boca abajo. 

En la tradición turca, los lectores de posos del café a menudo interpretan la taza dividida en mitades horizontales: los símbolos que aparecen en la mitad inferior se interpretan como mensajes sobre el pasado y los símbolos en la mitad superior son mensajes sobre el futuro. 

La copa también se puede interpretar en mitades verticales para determinar respuestas de “sí” o “no”, así como el resultado general de los eventos representados por símbolos. Por ejemplo, algunos adivinos pueden “leer” los símbolos de la mitad “izquierda” como eventos o resultados “negativos”, mientras que los símbolos de la mitad “derecha” se “leen” como “positivos”. 

Caféomancia o Lectura de posos del café
Caféomancia o Lectura de posos del café

Otros lectores pueden adherirse a la creencia de que la copa es capaz de revelar conocimientos sobre el pasado, pero no puede predecir eventos más allá de los cuarenta días en el futuro. El platillo también se puede incorporar a la lectura.

Al igual que con la taza, existen diferentes variaciones de lo que representa el platillo, incluso si el platillo que se pega a la taza indica un resultado “positivo” o “negativo”.

Algunos métodos rumanos de la lectura de posos del café requieren que los sedimentos se arremolinen hasta cubrir la mayor parte de la superficie interior de la copa. 

Otras tradiciones, como la turca y del Medio Oriente, no requieren este remolino, pero sí requieren que la copa se dirija hacia el consultante para revelar la fortuna. 

Se deja que los posos de café se sequen contra la taza antes de que comience la lectura. 

Después de realizar la cafeomancia, se le pedirá al consultante que “abra el corazón”. Esto se hace colocando el pulgar derecho en la parte inferior interna de la taza y girando ligeramente hacia la derecha. 

Esto dejará una impresión que el adivino interpretará como los pensamientos o emociones internos del consultante.

Símbolos de la lectura de posos del café

Cuando se bebe una taza de té o café, a menudo queda un sedimento o poso.

Se puede saber que este sedimento forma patrones o símbolos dentro de él, dejando un lienzo perfecto para la interpretación. Hay muchas posibilidades de que aparezcan imágenes en una taza. 

Las imágenes formadas en una taza se crean y el lector las ve de manera única, por lo que a menudo se dice que la única limitación de la cafeomancia es la imaginación del propio lector. 

Los símbolos pueden ser muchas cosas, incluidas personas, animales, objetos físicos, pensamientos, sentimientos, palabras e instintos. 

A menudo, el lector interpretará los símbolos juntos para una predicción, además de reconocer sus significados individuales. 

La interpretación de los símbolos se puede extraer de la historia, las estadísticas, las referencias a la cultura pop y, a menudo, la naturaleza o cómo interactuamos con el mundo. 

También hay muchas interpretaciones de imágenes clásicas que se desarrollaron en Gran Bretaña a finales del siglo XIX cuando la cafeomancia ganó popularidad como juego de salón.